PROYECTOS / Educación

27 de Enero de 2021

Una alternativa a la vulnerabilidad


Diferentes estudios muestran estadísticas preocupantes para jóvenes en La Rioja. ¿Cómo hacer frente a las mismas?

En La Rioja, provincia y ciudad, muchos indicadores preocupan. Estudios de diferentes organismos manifiestan que en cuestiones como deserción escolar, desempleo, consumo riesgoso y suicidios los valores son elevados.

Esta situación afecta de manera muy profunda a los jóvenes, que se encuentran con perspectivas reducidas de futuro, incapaces de proyectar a mediano y largo plazo.

Para comprender cuáles son estas circunstancias, se puede analizar la información recabada por distintos organismos públicos y de la sociedad civil:

  • El consumo de solventes e inhalantes en La Rioja superaba a la media nacional según el Estudio nacional de la Secretaría de Programación para la Prevención de la Drogadicción y Lucha contra el Narcotráfico (SEDRONAR) en 2014.
  • Además se percibió un crecimiento en el consumo alguna vez en la vida de sustancias como pasta base-paco, marihuana, tranquilizantes sin prescripción médica, éxtasis y alcohol.
  • Ese estudio se realizó en jóvenes escolarizados, por lo que las cifras son menos alentadoras entre jóvenes no escolarizados. Según el Observatorio Argentinos por la Educación el abandono escolar en la provincia era del 40% en 2018.
  • Si sumamos el indicador de empleo, se puede poner como ejemplo el estudio de Fundación Mediterránea, que si bien es del 2013 sirve de referencia. Según el mismo, el 16,6% de los jóvenes riojanos de entre 18 y 24 años no estudiaba, ni trabajaba, ni buscaba trabajo.
  • El INDEC calculó para el segundo trimestre del 2019 que la desocupación en La Rioja llegaba al 7,4% de la Población Económicamente Activa, y entre las mujeres menores de 29 años trepaba al 27,1%. Entre los jóvenes de esa misma edad se ubicaba en 10,1%.
  • En el universo de quienes tienen trabajo, un porcentaje elevado se trata de empleos informales y en condiciones precarizadas: changas, albañilería, limpieza de vidrios en la calle y limpieza de hogares.
  • Por último, UNICEF determinó en 2016 que La Rioja era la cuarta provincia con mayor número de suicidios juveniles del país.

Ser joven en La Rioja se presenta particularmente difícil, y si a esas problemáticas se suman la falta de oportunidades, de espacios de acompañamiento y de apoyo familiar la situación se torna más compleja.

Por eso la obra salesiana decidió asentarse en la localidad y, a través de la comunidad Monseñor Angelelli, hacerse presente en la vida de los jóvenes. La recorrida de los barrios, el encuentro cercano, la invitación a propuestas en la comunidad Santa Rosa y otras acciones presentadas en esta nota son parte de un camino para mostrar que un futuro distinto es posible.


,

Otras Noticias