NOTICIAS / Educacion

11 de Marzo de 2019

La escuela, además de la posibilidad de aprender, tiene valor como espacio social en el que chicos y chicas comparten experiencias con otros de su edad.

La escuela, un mundo de relaciones

La escuela, además de la posibilidad de aprender, tiene valor como espacio social en el que chicos y chicas comparten experiencias con otros de su edad.

Todos los jóvenes deben poder ir a la escuela. La importancia de que se haga efectivo el cumplimiento de este derecho radica en varias dimensiones, siendo la principal y más clara la posibilidad de aprender y formarse.

Hay otra dimensión de la educación que es también muy significativa. Es la de la escuela entendida como espacio social.

En el ámbito educativo formal, chicos y chicas comparten tiempo y experiencias con otros de su misma edad. Esto quiere decir que, a partir de la particularidad de cada uno, hay intereses comunes, así como temores, dudas, expectativas y problemáticas propias de la etapa en la que se encuentran sus vidas. 

La relación con los pares es una condición indispensable para el desarrollo y crecimiento de una persona. En la escuela se producen encuentros y desencuentros, negociaciones, reciprocidades, diferencias y, principalmente, vínculos que se construyen en la interacción de unos con otros. 

Además, chicos y chicas comparten reglas y códigos propios, que coexisten con los que reciben de educadores, educadoras y la propia institución, y que incorporan a, y desde, sus propias trayectorias personales. Más que en sentido normativo, son reglas y códigos que regulan las relaciones humanas, la convivencia y el intercambio interpersonal.

La relación que establecen los jóvenes entre sí, con educadores y educadoras, directivos y el resto de las personas que participan en la escuela es parte central de su crecimiento. Les brinda herramientas para, a la vez que conocen a los demás, hacerlo consigo mismos.

En la interacción cada joven desarrolla su personalidad, comprendiendo sus capacidades y debilidades, al mismo tiempo que asume con naturalidad el respeto por las diferencias.

El valor social de la escuela trasciende la etapa de educación formal del joven, y le brinda recursos para toda su vida, como la responsabilidad colectiva, el respeto por el otro, la solidaridad y el trabajo en equipo.


,

Otras Noticias