PROYECTOS / Acciones Misioneras y Pastorales

4 de Noviembre de 2019

En 1897 comenzó la misión salesiana en el oeste pampeano. En 2019 es la única presencia de la Iglesia en la zona de influencia de Victorica.

El año 2017 fue muy significativo para las comunidades misioneras de La Pampa: se cumplían 120 años de presencia salesiana en la zona. Actualmente, dos años después, sigue siendo la única presencia de la Iglesia católica en Victorica.

En 1897 los salesianos llegaron a La Pampa y comenzaron a desarrollar una obra pastoral, educativa y sociocomunitaria que continúa de manera activa. Hoy los misioneros actúan en tres grandes zonas de influencia de la provincia.

La primera de estas zonas es Victorica, en donde está asentada la Parroquia a través de la cual se acompaña también a otras 7 comunidades: La Humada, Algarrobo del Águila, Santa Isabel, Telén, Loventuel, Carro Quemado y Loan Toro.

La segunda zona es la ciudad de Santa Rosa - donde se ubica el Colegio Domingo Savio – y la tercena es General Pico, en la que se sostienen 3 comunidades de capillas, una escuela, un Centro Juvenil y una Residencia Universitaria.

Los misioneros se desplazan continuamente entre las comunidades, privilegiando en su opción salesiana la presencia junto a los jóvenes más pobres, en especial de poblaciones rurales con raíces criollas y aborígenes.

“La principal problemática que encontramos en las comunidades es que todas las oportunidades quedan lejos, todo está afuera y a veces los horizontes se pueden reducir un poco”- describe Agustín Camiletti, misionero en Victorica - “Nos preocupa que los jóvenes abandonan los pueblos por falta de oportunidades genuinas”.

También reconoce las condiciones de vulnerabilidad en la que se encuentran muchos de ellos. “Hay algunas situaciones que los ponen en riesgo como las adicciones, los consumos, que también, lamentablemente, llegan al interior de nuestras provincias".

Para hacer frente a estas problemáticas, la comunidad salesiana en La Pampa sostiene propuestas educativas formales y no formales, además de actividades enfocadas especialmente en la población juvenil. También se acompaña a las poblaciones por medio de la acción pastoral y numerosos encuentros, algunos organizados en cada comunidad y otros que promueven la vinculación entre ellas.

“Es interesante cómo con la educación vamos llegando con propuestas para ampliar los horizontes y brindar nuevas oportunidades a los jóvenes que acompañamos”, sintetiza Agustín. Con más de 120 años de presencia, los misioneros salesianos pueden dar fe de ello.


,

Otras Noticias