PROYECTOS / Formación Para El Trabajo

1 de Junio de 2018

“San Juan Bosco”, Centro de Formación Profesional en Trelew, es más que eso: es la oportunidad de inclusión social y trabajo para cientos de jóvenes.

Centro “San Juan Bosco”: aprender más que un oficio

“San Juan Bosco”, Centro de Formación Profesional en Trelew, es más que eso: es la oportunidad de inclusión social y trabajo para cientos de jóvenes.

“San Juan Bosco”, Centro de Formación Profesional en Trelew, es más que eso: es la oportunidad de inclusión social y trabajo para cientos de jóvenes.

En Trelew, Chubut, pasa como en todas las ciudades del país y del mundo. Allí los chicos también sueñan con ser adultos y tener una profesión. “Cuando sea grande quiero ser…”, expresan en su infancia. Sin embargo, 1 de cada 4 jóvenes en Argentina busca trabajar pero no lo consigue, según Adecco, mientras 71 millones sufren esta problemática en el mundo, tal como informa la Organización Internacional del Trabajo. En este panorama Trelew no es la excepción. Lo bueno es que en esa ciudad argentina los jóvenes no están solos. Don Bosco soñó con la Patagonia y su deseo se hizo realidad: su propio nombre aún se hace vivo en propuestas inclusivas y socio-educativas. Es el caso del Centro de Formación Profesional “San Juan Bosco”, en el cual más de 150 jóvenes de Trelew tienen la posibilidad de capacitarse para trabajar. Y con ello, de crear y creer en un proyecto de vida . Este espacio salesiano ofrece 5 cursos: panadería, herrería, electricidad y dos de carpintería. A ellos les suma el de informática como complemento.

Caminar la misma tierra

Educar y formar no es algo que se imponga desde afuera, sino que se construye con los mismos destinatarios, que por eso mismo son protagonistas. Esa certeza llevó a los salesianos a abrir el centro “San Juan Bosco” en pleno barrio San Martín, en dicha ciudad de Trelew, donde vieron a jóvenes con muchas carencias y en situaciones de riesgo cotidiano. Así como también se encontraron con las ganas y la capacidad de esos jóvenes, decididos a salir adelante y aprovechar las oportunidades. Ellos saben que el futuro también les corresponde, por lo que actúan en el presente. Los salesianos se decidieron a vivir allí para acompañar a estos chicos y chicas y compartir sus vivencias diarias, teniendo en claro que la formación es profesional tanto como personal. El centro es un espacio de inclusión y desarrollo para cada uno de ellos.

En el centro “San Juan Bosco” hay 150 artesanos de futuro. Son los jóvenes que lo están haciendo posible gracias a formarse en el presente.


,

Otras Noticias